Al contrario que hace unos días, hoy os queremos contar cuáles son aquellas películas que nos han decepcionado o no nos han gustado absolutamente nada. En un año de mucho y buen cine (aunque los ha habido mejores, posiblemente) siempre nos encontramos con productos que no cumplen las expectativas o que, simplemente, no nos aportan nada. A continuación, cada redactor de REDRUM, os dejamos nuestro TOP 5 con aquellos largometrajes que nos han parecido los peores del 2014.

javi5. ÉXODUS: DIOSES Y REYES (Exodus: Gods and Kings, Ridley Scott)
Mucho ruido y pocas nueces. Y no sé por qué, pero en cierta manera era previsible. Ridley Scott vuelve a jugársela a lo grande como ya hiciese con El Reino de los Cielos, y no deja contento a nadie. La película sobre Moisés, basada en el libro del Éxodo, no funciona ni como biopic, ni como adaptación histórica ni como película de aventuras. Fallida en casi todos sus matices. Suspenso.

4. NOÉ (Noah, Darren Aronofski)
Otra adaptación bíblica que pasó casi inadvertida por nuestra cartelera. Si en su primera mitad nos describía con cierta originalidad la trayectoria del famoso Noé para ser elegido como patrón del Arca, en la segunda nos aburría con un planteamiento que rozaba lo tedioso gracias a un guión que caé al vacío narrativo y que no consigue remontar el vuelo hasta los títulos de crédito finales. Un tostón, de buena factura, pero tostón.

3. GODZILLA (Godzilla, Gareth Edwards)
El remake del director de la interesante Monsters, no sació el hambre de los fans del coloso japonés gracias a la poquísima personalidad de un guión que se limita a hacer que sus personajes miren hacia arriba con cara de tontos. La película acabó por resultar intrascendente a pesar del esfuerzo del realizador por trabajar lo mejor posible un aspecto tan importante como los efectos especiales. El problema es que olvidó que el espectador es más listo de lo que parece, por lo que íbamos a exigir algo más. Fuegos artificiales.

2. MIL MANERAS DE MORDER EL POLVO (A Million Ways to Die in the West , Seth McFarlane)
Todos sabemos de lo que es capaz el ocurrente creador de Padre de Familia, pero McFarlane hizo cualquier cosa menos eso. Mil maneras de morder el polvo es una de las grandes chorradas del año, sobretodo si tenemos en cuenta la trayectoria de su director, un tipo ingenioso y con un sentido del humor capaz de ofrecer algo más que chistes tan simplones como, en su mayoría, poco graciosos y de un irritante mal gusto.

1. MONUMENTS MEN (Monuments Men, George Clooney)
Tras ver la última película de George Clooney como director (también actúa) es necesario hacer borrón y cuenta nueva para poder perdonarle a este talentoso artista tamaña metedura de pata. La película es uno de esos productos que no tiene personalidad alguna, que no transmite y que naufraga en su intención de convertir en trascendente un guión ramplón que ofende la verdadera historia en la que se ha basado. Un verdadero desacierto de Clooney a pesar de tener entre manos uno de los casos más interesantes de lo sucedido durante la segunda gran guerra, el expolio nazi de cientos de obras de arte.

monuments

maría5. SABOTAGE (Sabotage, David Ayer)
A su lado, Plan de escape es una obra maestra. Schwarzenegger se empeña en seguir haciendo películas prescindibles. Diálogos de vergüenza ajena entremezclados con escenas de acción nada llamativas. Arnold envejece mal…

4. FUEGO (Fuego, Luis Marías)
A José Coronado en esta ocasión no le sienta bien la sed de venganza. El guion hace aguas por todos lados. Cuando al final quiere dar tensión, provoca incluso risotadas.

3. GODZILLA (Godzilla, Gareth Edwards)
¿Para qué tocar los clásicos cuando se va a hacer algo peor? Dispendio de efectos especiales no es sinónimo de entretenimiento. El resultado es más que olvidable y no llega a la suela de las versiones clásicas, más cutres pero con más encanto.

godzilla

2. CUENTO DE INVIERNO (Winter´s Tale, Akiva Goldsman)
Un batiburrillo de ingredientes que sobraban de otras cintas románticas: caballo alado, viajes en el tiempo y estrellas como Colin Farrell, Jennifer Connelly o Will Smith que pasaban por allí. Querían reinventar la receta del pastel, pero salió una masa derretida y totalmente insípida.

1. POR UN PUÑADO DE BESOS (Por un puñado de besos, David Menkes)
Muy por encima de las demás. Una historia de amor que provoca risa en vez de lágrimas. Un ejemplo para los futuros realizadores sobre lo que no hay que hacer. Mal contado, mal realizado y mal actuado.
lore5. MONUMENTS MEN (Monuments Men, George Clooney)
Siempre he pensado que George Clooney lo hacía todo bien hasta que vi su quinto trabajo como director. Se rodea de grandísimos actores, escoge una historia apasionante y la convierte en un monumental truño. Las escenas que no aportan absolutamente nada se suceden para el lucimiento de sus estrellas, mete la pata al no saber darle un punto de humor a ciertas cosas que podrían tenerlo y sin embargo se ríe de otras que no tienen ninguna gracia. Un sinsentido de película que me llevó al cine con un tráiler magnífico. Ojalá sólo hubieran estrenado el tráiler.

4. OLD BOY (Old Boy, Spike Lee)
Soy de esas personas que dicen que cuando una película es maravillosa,¿ para qué vas a estropearla haciendo una copia? Es el caso de este remake, un encargo que recibió Spike Lee y que realizó como tal, para pasar por caja. Los actores están sobreactuados, y eso que hablamos de Josh Brolin, pero no se le ve en ningún momento convencido de lo que está haciendo. A la película le falta todo lo que hace de su versión original una obra maestra: los sentimientos y las emociones que te sobrecogen.

3. CHEF (Chef, Jon Fravreau)
Como el tema de la cocina y los súper chefs está de moda vamos a  hacer una comedia romántica totalmente previsible, sin chispa alguna pero llena de estrellas. Scarlett Johansson, Sofia Vergara, ¡¡¡¡Dustin Hoffman!!!!, Jon Favreau… una comedia para toda la familia en la que sabes desde el minuto 1 lo que va a ocurrir. Merece estar en esta lista sólo porque se podría haber hecho muchísimo más, y no es que no se haya podido, es que no se ha querido.

2. MIL MANERAS DE MORDER EL POLVO (A Million Ways to Die in the West , Seth McFarlane)
Si hay un western en cartelera, tengo que ir a verlo, aunque sepa de antemano que cualquier parecido con el western de verdad es casualidad. Sin embargo “la peli la dirige Seth McFarlane, el creador de Padre de Familia y no tiene malos actores, quizás tenga cierta gracia”, me engañaba de camino al cine. Pues no, no tiene gracia, ninguna, 0. Es más a la tercera broma estúpida que estira y estira hasta límites insospechados, te dan ganas de gritar, llorar o abandonar el cine. En serio, no esperaba una obra maestra, pero tampoco el mayor bodrio que he visto en años.

a million

1. PERDONA SI TE LLAMO AMOR (Perdona si te llamo amor
Adaptación de la famosísima novela de Federico Moccia a la que en una tarde tonta decidí darle una oportunidad. La tarde era tonta desde el principio, pero la cosa fue a más. Al final algo más de hora y media tirada a la basura intentando entender una historia absurda con malas interpretaciones y totalmente previsible, a pesar de no haberme leído un libro de este hombre en la vida. La ñoñería puede alcanzar cotas increíbles creando incluso esa sensación tan incómoda de vergüenza ajena. En fin, quizás no soy objetiva, las comedias románticas son un género muy exigente, y destacar en él es muy complicado. Luego te pones El Apartamento y te das cuenta de lo que es una comedia romántica.

JATO

5. XMEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO (Xmen: Days of the future past, Brian Singer)
Porque por mucho que recaude, por mucho que vuelva Singer a la dirección, por mucho que fuese uno de los estrenos más esperados del año, la película, sin ser mala, no cumplió con las expectativas puestas en ella cuando se anunció la fusión de los repartos de la serie. Plana, sin apenas golpes de efecto, y con situaciones de lo más esperado, queríamos mucho más de Lobezno, el profesor Xavier y el (maravilloso siempre, salvo en esta) Magneto.

4. MONUMENTS MEN (The Monuments Men, George Clooney)
Una película con Bill Murray nunca debería aparecer en estas listas. Y menos cuando el reparto que lo acompaña es de los más talentosos que ha visto Hollywood. Sin embargo, George Clooney no logra transmitir nada con este ¿drama? sin alma.

3. BIG BAD WOLVES (Big Bad Wolves, Aharon Kushales y Navot Papushado)
Ni que su padrino sea Tarantino, ni que sea una de las películas más taquilleras del emergente cine israelí: es una soberana tontería. Con el montaje de un epiléptico y mal interpretado. Si la viste en cine, deberías presentar una denuncia al Tribunal de La Haya. Somos muchos.

2. ÉXODUS: DIOSES Y REYES (Exodus: Gods and Kings, Ridley Scott)
No es inesperado que aparezca en esta lista Ridley Scott, un director que no ha vuelto a hacer una película en condiciones desde los 80, salvo ese fenómeno de masas que fue Gladiator, y una joyita apenas reconocida llamada Red de mentiras. Un alto presupuesto al servicio de alguien que vive en un  permanente estado de mediocridad, consigue que lo que debía ser uno delos estrenos del año no deje de ser fast food para tardes de Semana Santa. Echamos de menos a su hermano Tony, el verdadero genio de la familia.

exodus

1. GODZILLA (Godzilla, Gareth Edwards)
Cuando vendes una película sobre un mito, titularla con el nombre del bicho, haces una promoción al nivel de las más grandes y ofreces una gran mierda, debería estar aprobado el derecho a no permitir a todos sus involucrados volver a trabajar en el Séptimo Arte. ¿Qué hacía Bryan Cranston en este bodrio? Si fuiste al cine a sufrirla, lo siento. Si lo hiciste en 3D, tranquilo/a, no estás solo. Aunque necesitarás ayuda.

david

5. GRACE DE MONACO (Grace of Monaco, Olivier Dahan)
Al igual que el video mató a la estrella de la radio, la cirugía parece haber acabado con la expresión de Nicole Kidman. Un biopic tan insulso, hueco y superficial sobre la vida de la actriz que se convirtió en princesa, que casi consigue que te caiga mal una de las mujeres más bellas que jamás existirán. Y de postre, Paz Vega como… ¡María Callas!

4. NOÉ (Noah, Darren Aronofski)
Se la tenía que pegar algún día y se la ha pegado. Darren Aronofsky naufraga tras unas cuantas extraordinarias películas, en una historia en la que todo el colosal contexto se come a los personajes. Para mí lo mejor es Emma Watson, una actriz que tiene un futuro inmenso.

3. A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS (Inside Llewyn Davis
Decepción a pesar de las buenas críticas. Siempre espero mucho más de los hermanos Cohen, y la historia de este cantautor en busca de fortuna, me ha dejado bastante frío. Eso sí, fantástica, como casi siempre, Carey Mulligan. Me quedo con Begin Again, una película de temática similar pero mucho más agradecida.

llweyn

2. LA SEÑORITA JULIA (Miss Julie, Liv Ullman)
Encerrar en una mansión a toda una Jessica Chastain en un drama tedioso y enfermizo, con la sola compañía de Colin Farrell, debería ser delito. Un duelo imposible entre un peso mosca y un peso pesado en el que no hace falta decir quién es quién.

1. LUCY (Lucy, Luc Besson)
Lo que parte de una interesante idea, se convierte en una película fallida, con el desperdicio añadido del poderío visual que ofrece Luc Besson. Scarlett Johansson parece perderse en un personaje al que nunca llegas a conocer, con un desenlace que podría necesitar del uso de psicotrópicos para su correcta comprensión.
gerard

5. ROBOCOP (RoboCop, José Padilha)
Desafio Total (2012) de Len Weisman naufragó, y Robocop (2014) de José Padilha tampoco sale bien parada. Parece que reescribir un film de Paul Verhoeven es una empresa destinada al fracaso. Sin aportar nada realmente novedoso, ni significante a la historia, sin alma ni elementos que añadan épica a la mezcla, un remake se convierte en un producto vacio con un envoltorio caro. Cuando se cuenta además con nombres y apellidos que acostumbran a ser infalibles (Gary Oldman, Michael Keaton, Samuel L. Jackson)  y a pesar de eso el circo no levanta cabeza, es que no se puede hacer nada. Aún se puede intentar un remake de Showgirls o de Starship Troopers. A ver quien es el valiente.

4. REC 4: APOCALIPSIS (Rec 4: Apocalipsis, Jaume Balagueró)
Punto y final a una saga que no debería haber sido tal. Empezando porque si una película funciona, no existe ninguna ley sagrada que obligue a hacer secuelas. REC (2007)  es un film magnífico, brillante, inteligente y mordaz. REC 2 (2009) estiraba un poco mas el suspense y aportaba nueva información a la historia original. Cumplió su cometido, pero se insinuava la deriva que vendría con REC 3: Génesis. Aquí si que podemos decir que la unión hace la fuerza, porque el tándem Plaza-Balagueró, responsables de las primeras dos películas funcionaba divínamente. Roto el matrimonio -con toda la ironía e intención del mundo- llegaría la tercera parte, una “mascletá” gore que termina cargandose el suspense de las dos primeras. REC 4 Apocalipsis baja la persiana sin pena ni gloria, algo realmente raro en su director, que tan bien acostumbrados nos ha tenido todos estos años. Esperaré a que vuelva el Jaume Balagueró que sabía jugar con la oscuridad y el miedo infantil como nadie.

3. MIL MANERAS DE MORDER EL POLVO (A Million Ways to Die in the West , Seth McFarlane)
Seth McFarlane, creador de Padre de Família y Padre Made in USA intenta ser Mel Brooks en Sillas de montar calientes y se cae de culo. Intenta hacer un episodio de Padre de Familia con actores de carne y hueso y todo resulta confuso y descafeinado. McFarlane recurre al chascarrillo escatológico durante todo el metraje y se decide tarde a sacar dos cameos para levantar la función. Desgraciadamente, el saldo es negativo en su conjunto, precisamente por no decidirse entre un tipo de humor mas surrealista o el que se apoya en sus personajes. Si hizo la película para darse el lote con Charlize Theron, tal vez debería haber rodado un cortometraje.

2. LOS MERCENARIOS 3 (The Expendables 3, Patrick Hughes)
Sylvester Stallone y su cuadrilla vuelven al lio de la guerra, desfilando sin mucha convicción, por una trama mínima, trufada de rostros arrugados y taciturnos. A los sospechosos habituales (Dolph Lundgren, Bruce Willis, Jet Li) se unen dos o tres viejas glorias (Wesley Snipes, Mel Gibson, Harrison Ford)  y un pesado insufrible (Antonio Banderas) para demostrar que aún siguen en forma. El producto final es anodíno y remite dolorosamente al esplendor de los viejos dias dorados. Un film con algunos momentos disfrutables pero que en general es pasto de los nostalgicos. Para la cuarta los rumores son que se incorpore Justin Bieber. Tal vez sea el momento de parar.

exp

1. PANCHO EL PERRO MILLONARIO (Pancho, el perro millonario, Tom Fernandez)
Una película sobre un anuncio cuya gracia era algo muy subjetivo. Ni cortos ni perezosos, las grandes cabezas pensantes de la producción audiovisual de este país se lanzaron pletóricos a financiar un largometraje para mayor glória y lucimiento de un actor perruno de pura raza. Nada mal, la verdad. El problema viene de la poca química de sus protagonistas bípedos. Hablo de Patrícia Conde, que sonríe desde el primer momento y luego no hay quien la pare, hablo de  Iván Massagué, hablando con un perro, recordando al Dr. Doolittle, en fin hablo de una película en el que el mejor actor camina a cuatro patas. Lastima que en vez de hablar, ladre: esa era la única posibilidad de salvar el film de la mediocridad.