VIERNES: ARRANCANDO CON BREVES Y DECISIVOS PASOS

Comienza la XIX Edición del Festival Internacional de Cine de Albacete Abycine y lo hace con el pase de dos de las cuatro sesiones de cortometrajes; fogonazos de contundencia como punto de partida de un festival que promete.

Con el cine contamos historias, pero el reto no parece ser el mismo si tenemos que cuadrarlo todo en unos minutos. Bajo este formato, no han sido pocos los temas tratados por las obras en estas dos primeras sesiones. Merece la pena detenerse en dos cortos que han hablado de guerra: Manuscrit trouvé dans l’oubli de Eugenio Recuenco (2016) y Tabib de Carlos D’Ursi (2016). El primero nos sumerge en el silencio reflexivo que precede a la muerte; una muerte que se dibuja como destino inevitable de la huida. En blanco y negro, tiñe el espíritu de los espectadores. Sí, la guerra puede ser color blanco y su sonido puede ser simplemente el de la ventisca. Mientras, la voz del poeta nos imprime la necesidad de dejar testimonio, nos habla de culpables y víctimas sin nombre. Aquí, el último aliento es escritura. En el segundo, la guerra es negro, bombas, pitidos, gritos. Homenaje al último pediatra que murió presa del bombardeo al hospital infantil Al Quds en Alepo (Siria), nos cuenta sus últimos minutos. Aquí no nos sumergimos en lo etéreo de la muerte, sino en la lucha que se mantiene aun cuando esta acecha. Aquí, el último aliento es movimiento.

Otros cortos de los que hemos podido disfrutar han sido Woody&Woody de Jaume Carrió (2016) corto de animación homenaje a Woody Allen en clave de humor, Escarabana de Sara Casanovas (2017), Viaje Espacial de Guillermo A. Chaia (2016), y L’Home Llop de Lluís Sellarès (2017) entre otros.

El día concluye con la gala de inauguración presentada por Iñigo Salinero, Jon Plazaola y Gorka Aguinagalde que en clave de humor hicieron un recorrido sobre las secciones de esta edición. Acto seguido se hizo entrega del Premio Trayectoria Joven a Macarena García y del Premio Película Joven a Fernando Franco por Morir, reconocimiento que era especialmente significativo para el director ya que presentó su primer corto Mensajes de voz en Abycine 2007. Para cerrar el evento disfrutamos del Laboratorio de Creación de este año: tributo a Luís Buñuel con una selección de fragmentos con la música de Lagartija Nick, creada para la ocasión e interpretada en directo.

FIN DE SEMANA: AGITACIÓN INTELECTUAL Y EMOCIONAL PARA EL ESPECTADOR

El fin de semana se ha presentado cargado de actividades. Durante ambos días por la mañana tenían lugar, en el contexto de Abycine Lanza, el Taller de Crítica Cinematográfica impartido por Jordi Costa y el Taller de Dirección Cinematográfica de la mano de Fernando Franco (que también ocupó parte de la tarde del sábado). Ocho y diez horas respectivamente de formación que ofrecen la oportunidad de adentrarse en el mundo cinematográfico con conocimiento de causa.

En las tardes tomaron protagonismo las salas:

Empezamos con una proyección perteneciente a la sección Contra el Muro que reúne largometrajes que hablan de la inmigración en EEUU. Firmes de Lindsey Cordero y Armando Croda (EEUU, México, 2016), es un proyecto que les fue encargado por National Geographic Latinoamérica y que muestra la vida de un grupo de inmigrantes mexicanos que habitan el Bronx y que se unen para mantener viva la llama de la cultura que tuvieron que dejar atrás. Los directores confesaron que al sumergirse en esa realidad se dieron cuenta de la cantidad de historias que quedan por contar y esto los animó a seguir creando en esta línea. Un avance de su nuevo trabajo se pudo ver en la sesión Work In Progress del domingo.

Por otra parte, también se ha hablado de conflicto y migración fuera de las fronteras de EEUU. Amnistía Internacional ha acercado a Abycine dos proyecciones: Uno de Javier Marco, Premio Certamen de Cortos Amnistía Internacional, y Gas The Arabs de Carles Bover y Julio Pérez del Campo que narra algunas de las consecuencias de la ocupación israelí en la franja de Gaza.

En cuanto a la sección Abycine Indie el sábado fue el turno de Most Beautiful Island; debut en la dirección de la actriz Ana Asensio, que en este film además ha sido guionista y ha dado vida al personaje principal. Basada en algunos de los hechos que vivió estando en Nueva York, esta historia no deja indiferente. Fue galardonada con el premio a la Mejor Película en el festival SXSW de Austin, siendo la primera vez que se otorga a un trabajo de nacionalidad española. Guardamos silencio respecto a los detalles a petición de la directora y pedimos que aguantéis hasta su estreno en la gran pantalla española que tendrá lugar a mediados de enero en Madrid y Barcelona. El domingo le tocó a La Vida y Nada Más de Antonio Méndez Esparza, proyecto que participó en la pasada edición del Festival de Cine de San Sebastián y que fue finalista en Abycine Lanza 2016.

También el domingo tuvimos la oportunidad de ver Morir de Fernando Franco. Este director sevillano recibió el Goya en 2014 como director novel por La Herida y presenta ahora su segundo largometraje. Su intención es explícita: quiere sacar los temas soterrados por nuestra sociedad y mostrarlos a través de un planteamiento frontal sin tapujos.

El punto cómico del fin de semana estuvo a cargo del El Club de los Buenos Infieles. Comedia dirigida por Lluís Segura que tuvo su premiere mundial en Abycine el sábado por la noche con la presencia del elenco artístico de la película (entre ellos Fele Martínez, Raúl Fernández de Pablo, Juanma Cifuentes, Albert Ribalta, Jordi Vilches y Adrián Lastra).

Veremos qué nos depara la semana, pero por lo pronto, suena emocionante.

Por Matilde Gil Villena
@matildegil1