Hoy ha caído en mis manos un fanzine llamado “2000 maníacos”.Hablamos de una publicación de pequeño tamaño pero de gran valor.Es de 1995 y contiene en su totalidad un especial sobre el cine de terror,sus grandes títulos desde los inicios del género,sus grandes logros técnicos y la capacidad para sorprender a un público sediento de nuevas ideas y de subidones de adrenalina en la butaca.A lo largo de las décadas ha habido de todo y es difícil encontrar una en la que no haya habido un par de gratas sorpresas…pero,en mi opinión,los años 80 supusieron la aparición de las grandes joyas del género y de los personajes más carismáticos. Está claro que cualquiera podría rebatirme esta afirmación,por ello insisto en su subjetividad pero teniendo en cuenta la pobre calidad de la cartelera de los últimos 15 años,no queda otro remedio que autoconvencerme aun más.

¿Por qué los 80? Pues por Viernes 13, por la aparición de las grandes figuras del maquillaje y efectos especiales como Tom Savini, Rob Bottin, Stan Winston (para mi el rey de reyes) o el ganador de un Oscar por Un Hombre Lobo Americano en Londres,Rick Baker…Por Posesión Infernal de Sam Raimi,por la irrupción en el panorama de un jovenzuelo con pinta de “freak” llamado Tim Burton y unos cortos muy prometedores (Vincent es genial),por el comienzo de una saga mítica como es Pesadilla en Elm Street,cuyo psicokiller es,con Michael Myers o Jason Voorhees,el asesino en serie más terrorífico de la Historia del Cine (de pequeño me acojonaba como ninguna otra cosa),por Henry,retrato de un asesino,por Cliver Barker que empezaba a realizar un esbozo de Hellraiser,por Terciopelo Azul de David Lynch…y por unas cuantas cosas más.

Ahora me costaría bastante más escribir una parrafada similar sobre esta última década,os lo aseguro.

Por Javier Gómez