En este gráfico, obra del diseñador Dogan Can Cundogdu (@dcgundogdu), podéis ver de manera más clara y esquemática todo el trayecto que hacen los protagonistas de la monumental película de Christopher Nolan. Como podéis apreciar, no hay un agujero negro, sino dos agujeros, uno negro (también llamado gargantúa) y otro de gusano.

© Dogan Can Gundogdu

© Dogan Can Gundogdu

Por otra parte, en este breve vídeo podemos ver a Kip Thorne, que ha colaborado con los hermanos Nolan y es uno de los investigadores más experimentados y conocedores del gran misterio de los agujeros negros y de gusano, verdaderos depredadores de energía espacial. Todo un enigma para la comunidad científica incapaz de explicar lo que rodea estos fenómenos.

Por Javier Gómez
@blogredrum