Viola Davis por Fences

A favor: Es una actriz consagrada. Su interpretación de Rose, en Fences (2016), supone para Viola Davis su tercera nominación, tras La Duda (Doubt, 2008) y Criadas y señoras (The Help, 2011), además de haber conseguido los premios más importantes antesala de los Óscar. Una apuesta, por tanto, sobre seguro para la Academia. Su interpretación, contenida y llena de matices, en un tour de force con su compañero Denzel Washington (incluso, en mi opinión, destacando por encima de éste) da consistencia y eleva la película a otro nivel, que de no ser por estas interpretaciones, sería mucho menor.

En contra: No es en realidad una actuación secundaria, sino principal, y su asignación a esta categoría ha sido bastante discutida. Sólo el factor sorpresa que aparece cada año en alguna de las categorías podrían privar a Davis de su primer Óscar.

Michelle Williams por Manchester frente al mar

A favor: Es, quizá, la única que podría tener alguna oportunidad de arrebatar el premio a Viola Davis. Supone ya su cuarta nominación a los Óscar, siendo su papel de Randy en Manchester frente al mar (Manchester by the Sea, 2016) una pequeña joya, consiguiendo en las pocas escenas que aparece, especialmente en una secuencia compartida con Casey Affleck, una tensión emocional que desborda y en la que intenta, sin éxito, sacar a la luz el dolor compartido de ambos personajes.

En contra: Es un papel casi anecdótico comparado con el de la gran favorita, y éste parece ser el año en el que los actores afroamericanos, por fin, consiguen un reconocimiento que había sido escatimado en los últimos tiempos.

Nicole Kidman por Lion

A favor: Tal como ocurrió con su personaje de Virginia Woolf en Las Horas (The hours, 2002), por el cual obtuvo el Óscar, Nicole Kidman ha demostrado, pese a los prejuicios de gran parte de la crítica cinematográfica, que cuando encuentra un personaje bien escrito y perfilado, como el de Sue Brierley, también basado en un personaje real, se adentra en él, sin concesiones, con una interpretación compleja y llena de aristas y transformación física incluida. Su interpretación es lo mejor de Lion.

En contra: Es una película que, aun estando nominada en las categorías principales, ha tenido menor repercusión y críticas más desiguales que las películas en las que están las otras nominadas.

Octavia Spencer por Figuras Ocultas

A favor: Su interpretación, basada en el personaje real de Dorothy Vaughan, matemática y la primera supervisora afroamericana de la NASA, está cargada de humanidad, dignidad y también mucho sentido del humor, cualidades que Octavia Spencer confiere a su personaje y que le hacen destacar en el reparto coral de la película, también nominada en las categorías principales.

En contra: Ya tiene un Óscar por Criadas y Señoras lo que le supone un obstáculo, casi insuperable, frente a Viola Davis.

Naomie Harris por Moonlight

A favor: Paula, el personaje que interpreta Harris en Moonlight, es el “personaje típico de Óscar”; extremo y crudo. Una madre, adicta al crack, voluble e impredecible. Celosa y posesiva. A pesar de un rol tan oscuro, la interpretación de Harris ayuda a entrever algo de humanidad en ese personaje, adivinándose una mujer rota y llena de cicatrices.

En contraA diferencia de las otras nominadas, Harris es una actriz novel en las nominaciones a los Óscar habiendo significado Moonlight un salto cualitativo en cuanto a exigencia interpretativa tras sus trabajos previos en películas blockbuster como la franquicia de James Bond o Piratas del Caribe.

Por Vienna Guitar
@Viennalua